Cargando ...
Home / Noticias / Los verdaderos amos de Libia? Ellos son los traficantes de personas

Los verdaderos amos de Libia? Ellos son los traficantes de personas

Los pozos de petróleo caen uno tras otro bajo los golpes de Estado Islámico, mientras que las facciones islamistas en Trípoli y las formaciones armadas del gobierno de Tobruk bombardearán entre sí. Mientras tanto, decenas de miles de migrantes de vuelta en las ondas de las fronteras del sur, donde las milicias qaidiste y traficantes de hombres s’arricchiscono con el contrabando de seres humanos. Frente a una situación no sólo caótico, pero en el deterioro continuo y progresivo incluso el enviado Bernardino León ONU parece dispuesto a levantar los brazos, renunciar al intento de negociar un acorde entre el Gobierno de Tobruk y facciones islamistas en el poder Trípoli y Misurata. “La situación – admite ante el Consejo de Seguridad de la ONU – se está deteriorando rápidamente, el país ya no puede hacer frente a una crisis política”.

Para decirlo en pocas palabras una Libia sería, de hecho, más cerca del punto de no retorno. Cada vez más similar en apariencia a Somalia a principios de los años noventa, los inconfundibles de una nación en desorden. Una nación donde el poder se divide en parches entre bandas de fanáticos ir bajo las banderas negras del Estado Islámico, las milicias todavía independientes de los diversos señores de la guerra y cada vez más degradadas de la autoridad territorial de las diferentes ciudades-estado incapaz incluso de administrar sus áreas urbanas. En este movimiento de pesadilla mosaico con el aumento de la agresividad, garantizada por una amplia liquidez, enriquecido incluso las grandes organizaciones criminales más con la trata de personas. Y su intento de competir con las milicias armadas, Estado islámico, los grupos islamistas y formaciones riesgos gubernamentales, de acuerdo con algunos análisis de inteligencia alarmante, para frustrar cualquier negociación y arrastrar al país a final de caos. Caos caracteriza, en los próximos meses, por la salida de decenas de miles de refugiados se dirigieron a nuestras costas. Y propiciado, en el momento actual, la incapacidad de los diferentes actores locales para hacer frente a los movimientos del Estado Islámico.

Siguiendo las mismas tácticas adoptadas por primera vez en Siria y después en Irak los seguidores del Califato parecen apuntar al control de los pozos de petróleo. Después de una serie de ataques que siguió del martes al miércoles los fieles Abu Bakr Al Baghdadi habría tomado el control de los pozos de al-Dhahra, a 170 kilómetros al sur de Sirte y las de Mabruk y Bahi, a 250 kilómetros al sur de la ciudad costera considerados una vez que el bastión de Gaddafi. El Estado Islámico sería un corto paso de reclamar el control de la vasta e importante galaxia aceite que se articula en torno a la cuenca de Sirte y sus 11 pozos. No en vano, la Corporación Petrolera Nacional, la compañía estatal libia, ya ha declarado el cese de la producción de “actos de Dios”. Desde ayer, en definitiva, la Noc ya no garantiza la extracción de crudo Mabruk, a cargo de la francesa Total, ni la de Bahi y Dahra confiada a empresas estadounidenses como Marathon, Hess Corporation o Conoco Phillips.

La llegada, hace tres semanas, las banderas negras en Sirte era, en definitiva, sólo el primer paso de una estrategia compleja y articulada. Una estrategia que proporcionó antes de la agregación bajo la bandera del Califato de otras facciones yihadistas – como los de Ansar Sharia ya presentes en Sirte – e inmediatamente después de que el avance hacia el sur obligado a garantizar el control de las instalaciones petroleras. Una entrada en la fase de martes en su fase operativa.

Sobre Arley Narvaez Cruz

El principio de la sabiduria es el temor de Jehova

Comentar


iPhone Android Blackberry NOKIA Itunes TuneIn

x

Check Also

Final de los tiempos. Irán prepara un ejercito para abrir el camino al falso profeta Madhi

Irán prepara 200.000 hombres jóvenes de todo el Medio Oriente para lo ...