Cargando ...
Home / Ensenanzas / La combinación perfecta

La combinación perfecta

Cuando quieres alcanzar metas en la vida tienes que procurar hacer las cosas lo mejor posible y  luchar en contra de la corriente si es necesario.

Nadie dijo que estar en los caminos de Dios iba a resultar ser fácil, todo lo contrario es una lucha constante, contra el pecado, contra las situaciones que se te presentan a diario, luchas por tu familia, por tu ministerio y las cosas que quieres alcanzar en Cristo.

A cada uno de nosotros Dios nos entrega algo, ya sea un don,  un ministerio para servir y muchísimas cosas más, no basta con pedirle a Dios que nos entregue cosas, si no que una vez que nos las entregas, la clave está en cómo tenemos que manejarla, no todo será color de rosa, es ahí donde verdaderamente le vas a demostrar a Dios que valió la pena y que cada día nuestro padre  se sienta feliz y dichoso por haberte entregado eso. Es ahí donde tenemos que ser diligente, hacer las cosas antes durante y después de que Dios actué en tu vida, siempre debemos hacerlas con excelencia, en eso cosiste la diligencia.

A pesar de que estemos haciendo las cosas bien, los resultados que vamos a tener no van a ser tan buenos como lo esperamos, porque Dios va a provechar cada instante para probar nuestra fe, nuestra confianza en El, además para probar nuestro corazón. Es ahí donde debemos demostrar nuestra casta, de que estamos hechos, y como somos hijos de un gran Dios tenemos que ser valientes y esforzados, luchar contra la corriente, no es para nada fácil, sentir que hasta en tu propia iglesia hay situaciones o personas que se interponen como piedra de tropiezo, sumado a esto el enemigo siempre está pendiente de dañar nuestros planes y va a querer tramar algo para que las cosas no nos salgan bien.

Tal vez la  corriente contra la cual estas luchando se encuentra en tu trabajo, tu jefe, tus compañero, en tu hogar o tu familia, tus supuestos amigos, compañeros de estudio o de ministerio o puede que sean miles de problemas que tengas en estos momentos, pero si Dios te ha llamado es porque eres un valiente, por que El vio algo especial en ti y más que cualquier otra persona, El si cree que te puedes levantar y conseguir eso por lo que tanto estas luchando para alcanzar.

Los personajes de la biblia todos tuvieron luchas y guerras que enfrentar, pero también es cierto que consiguieron la victoria. Si tú quieres conseguir metas y sueños en la vida tienes que actuar bien, esforzarte, levantarte y pelear la buena batalla de la fe, no limites tus sueños, ni mucho menos límites ni retrases lo que Dios quiere hacer en ti.

Si nos ponemos a analizar esas personas que Dios uso de manera sobrenatural, por lo general no eran adinerados, no tenían grandes fortunas, tal vez no tenía ni siquiera una imagen muy clara de lo que era una familia; Por ejemplo moisés vivió con una familia que no era realmente la suya, mato a un hombre y termino siendo perseguido, pero aun así Dios tenía un propósito con él  Y tuvo muchas experiencias únicas y espectaculares con Dios.

Josué  estuvo en el desierto con moisés, fue su siervo y compañero fiel, pero tuvo que ser valiente y esforzado, tanto así que fue el sucesor de moisés, el sabia todas las luchas que iba a tener, enfrentar muchas guerras, conquistar tierras, no le temió a nada por ende consiguieron la tierra prometida. ¨mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vallas.¨ Josué 1:9 (Reina-Valera 1960).

Ni hablar de Gedeón, el cual junto a su pueblo estaban siendo azotados por los madianitas, cuando de repente Dios lo llama para que los derrotara;  ¨ Y el ángel de Jehová se le apareció, y  le dijo: Jehová está contigo varón esforzado y valiente.¨ Jueces 6:12 (Reina-Valera 1960); Miren el concepto que tenia Dios de acerca de Gedeón, como un hombre fuerte y valiente, que tal vez el ni el mismo Gedeón tenía ese concepto de sí.

¨Entonces él respondió: ah, señor mío ¿con que salvare yo a Israel? he aquí que mi familia es pobre en manases, y yo el menor de la casa de mi padre.¨ Jueces 6:15 (Reina-Valera 1960);  que situación tan parecida a la de muchas personas en la actualidad, ¿Quién te dijo que a Dios le interesa que tu tengas dinero para usarte? ¿Quién te dijo que aunque seas el menor de tu casa Dios no puede hacer algo contigo?, dice la palabra que a lo vil y menospreciado elige Dios,  más claro  no puede estar, Dios tiene un concepto más grande sobre nosotros, que el podamos tener nosotros mismos,  hay que llamar las cosas que no son como si fuesen; si te sientes débil, negligente, perezoso, o temeroso hoy Dios te llama valiente, hoy Dios te dice que eres fuerte, (diga el débil fuerte soy), El te está llamando por lo que en realidad eres tú, no como las circunstancias o las personas dicen que eres.

 No dudemos, no cuestionemos, porque Dios en realidad nos está llamando para algo grande, Tienes a Dios que es lo más importante, en el  cual hallaras la combinación perfecta: la diligencia, la valentía y la fortaleza para alcanzar la victoria.

Sobre Arley Narvaez Cruz

El principio de la sabiduria es el temor de Jehova

Comentar


iPhone Android Blackberry NOKIA Itunes TuneIn

x

Leer mas

“¿Ha expirado su expectativa?”

Limitar nuestras vidas a las experiencias pasadas es engañamos a nosotros mismos ...